4.3.11






Somos trece en casa. Entre personas, extraterrestres y ratas.
No he tenido la santa paciencia de hacerles fotos a todos. El de las tres primeras fotos es Ken, el papa. La Barbie estaba durmiendo. El mini es Morcillo.
Ya tienen todos padres adoptivos. Las dos blancas se quedan conmigo, que nadie las quiere por tener esos ojos rojos, pero yo les hago cuevas y son felices.
Se llamarán Zelda y Chantal. Porque son blancas.
Si, son ratas.

No, ratones no, ratas.

5 comments:

Sil said...

Eres tope de Zelda

Te has olvidado de los peces, que deben ser como una veintena más

anasender said...

osti...que mala madre...
¿Me acabas de insultar con acento chino?

Sil said...

no, cochino

Lucas Fulgi said...

Debe tener lindos momentos, el vivir rodeada de ratas y hombres y lobo.

Marcos Ortiz Andrino said...

Qué ricura.